Compartir

Un niño de 14 años es, presuntamente, el responsable del revuelo causado esta semana en el madrileño barrio de Sanchinarro.

La Policía lo acusa de haber disparado, desde su ventana, su escopeta de balines en al menos dos ocasiones contra los viandantes que paseaban por las calles del citado barrio. 

Dos personas resultaron heridas, aunque sus lesiones, afortunadamente, no revisten gravedad.

El menor ha sido puesto a disposición del el Grupo de Menores (Grume), acusado de un delito de lesiones ocurrido el pasado 23 de noviembre, tal y como informa 'ABC'.

Dos días después de los hechos, los agentes de la Comisaría de Hortaleza procedieron a la detención del menor al que incautaron una carabina y varios balines.

El menor declarará hoy ante las autoridades.