Compartir

“Nos decían que habría sangre, que no serían pelotas de goma como el 1 de octubre, que la cosa sería contundente”. Con estas palabras, la número dos de ERC, Marta Rovira, ha descrito en una entrevista a la 'RAC1', las amenazas que fuentes del Gobierno habrían trasladado a la Generalitat para evitar que siguieran adelante con la proclamación de la República.

Rovira ha subrayado que las amenazas llegaron “por múltiples vías” y, les advertían de la llegada de armas a Cataluña y de que el ejército estaba preparado para actuar. Así, y aunque no ha desvelado quién trasladaba esa información, ha sentenciado que “lo que el Govern no estaba dispuesto a hacer era asumir un escenario de violencia extrema con muertos en la calle, que es algo que se puso de una forma muy contundente sobre la mesa”.

En cuanto a las críticas generadas entre los secesionistas sobre si estaban preparados o no para la independencia, Rovira ha insistido en que hay que hacer la autocrítica “justa”, porque para lo que no estaban preparados era para ese escenario de uso de la fuerza.