Compartir

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, se ha reunido con
el primer ministro belga, Charles Michel, durante 20 minutos, a petición del
gobierno de Bélgica. El encuentro se ha producido antes de la cumbre social
europea que se celebra en Gotemburgo, Suecia y a tan sólo unas horas de que el expresident de la Generalitat, Carles Puigdemont y los 4 exconsejeros, comparezcan ante la justicia belga.

Oficialmente, en el encuentro no estaba previsto hablar de la orden de extradición solicitada por la Audiencia Nacional.

A la espera de la comparecencia de Rajoy ante la prensa este viernes, lo que sí parece claro, es que ambos dirigentes podrían haber hablado de dos asuntos de gran
preocupación para ambas partes. Por una parte, la Europol, ya que Bélgica
quiere poner al frente de ella, a un compatriota suyo; y la otra cuestión habría girado en torno a la Agencia Europea del Medicamento, en plena campaña de España para que  la UE escoja a Barcelona como
sede de la misma, el próximo día 20.