Compartir

La segunda sesión del Juicio contra los 5 jóvenes sevillanos, conocidos como la “Manada”, afronta una jornada crucial con el inicio de la fase testifical y la declaración de la presunta víctima de una violación múltiple en los sanfermines de 2016. 

La joven madrileña que cuenta ahora con 20 años no había vuelto a Pamplona desde que denunciara la agresión, pero este martes comparece en la Audiencia Provincial de Navarra para prestar declaración y contar su versión de lo sucedido. En ningún momento coincidirá con los presuntos agresores, que estarán en una sala diferente, y contará con una protección especial para velar por su intimidad. La policía la custodiará para que tampoco los medios de comunicación puedan acceder a ella. 

En la primera sesión, de este lunes, los 5 acusados se han declarado inocentes y sólo uno de ellos ha reconocido que le robaron el móvil.

Está previsto que, tras la declaración de la joven, presten también declaración este martes los testigos que la vieron aquella noche y que llamaron al 112 para hacer la denuncia.