Compartir

El ministro de Exteriores, Alfonso Dastis, ha reconocido que el “procés“en Cataluña se viene orquestando con minuciosidad, más allá de la Comunidad Autónoma y del voto ciudadano.  

A su entrada a la cumbre de ministros del ramo de la UE en Bruselas, Dastis ha asegurado que el Gobierno tiene pruebas sobre la injerencia rusa en el caso del referéndum ilegal de Cataluña: “Se ha comprobado que el tráfico en las redes posterior al referéndum pasó por redes situadas allí y en otros países”. Ha añadido que el asunto está incluido en la agenda del día, pero ha puntualizado que la pretensión del Gobierno es “dejar constancia” de cómo se plantean situaciones de manipulación y desinformación en nuevas áreas, pero que no va a “plantear” ningún tipo de demanda a sus socios.

El jefe de la diplomacia española también ha confirmado que el ideólogo secesionista, Oriol Soler, y otras personas cercanas a Puigdemont  “tratan de intervenir, manipular y afectar a lo que debe ser el desarrollo democrático natural en Cataluña”. 

Preguntado sobre la reciente visita de Soler al activista y fundador de Wikileaks Julian Assange en Londres, y de la que ha informado 'El País', Dastis ha dado a entender que el Gobierno está al corriente de esas conexiones.