Compartir

El Tribunal Constitucional ha declarado inconstitucional y nula la declaración de independencia que aprobó el Parlament de Cataluña el pasado 27 de octubre. 

La declaración ya estaba suspendida cautelarmente, gracias al incidente de ejecución que presentó el Gobierno después de su aprobación.

El pleno del Constitucional ha decidido, además, denunciar a la ex presidente del Parlament, Carme Forcadell por desobediencia, y levantar las multas coercitivas impuestas a los miembros de la sindicatura electoral Josep Maria Jové y Rosa María Vidal.