Compartir

“Yo hice esta prenda que va a comprar, pero no me pagaron por ella” . Con este mensaje impreso en una etiqueta, los trabajadores de una de las subcontratas de Zara en Turquía, han denunciado la precariedad laboral en la que se encuentran.

La etiqueta que ha aparecido en las prendas de una tienda en Estambul, según ha informado 'Cumhuriyet' aparece junto con la habitual de la talla y el precio, e incluye además, la historia de los sucedido y una petición de ayuda “Somos trabajadores de la fábrica Bravo. Durante muchos años hemos hecho prendas para Zara. De repente la fábrica cerró y no hemos cobrado los salarios de los tres últimos meses ni el finiquito. La fábrica cerró de repente una noche sin avisar. Por favor, pídele a Zara que nos pague nuestro dinero.”