Compartir

Tras una jornada intensa, los efectivos de la policía, Guardia Civil  y Protección Civil han logrado que el hombre, de origen rumano, que amenazaba con lanzarse desde los tejados de la Catedral de Murcia, bajara sano y salvo. 

Hacia las 9h de la mañana, el hombre, que al parecer padece un trastorno mental, se había subido a los tejados del templo, denunciando que había sido estafado y durante el tiempo en que ha estado encaramado a lo más alto del Templo, ha reclamado 3.000 euros, los mismos que asegura que le han robado, y un bocadillo.