Compartir

La Asociación de Municipios por la Independencia (AMI) ha informado de que el viaje de estos 200 alcaldes hasta el corazón de Europa tiene como objetivo “denunciar la persecución judicial e ideológica que sufren los representantes del Gobierno y el pueblo catalán”. 

Según su comunicado, su intención es reclamar la libertad para Cataluña y los presos políticos, en un acto que enmarcan en el conjunto de acciones que  están emprendiendo “tras el encarcelamiento de parte del Gobierno catalán y del orden de detención internacional emitida por la Justicia española del resto del Ejecutivo exiliado en Bruselas”.

Los alcaldes que han viajado a la capital belga se han manifestado pidiendo la libertad del ex presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont y a los cuatro consellers fugados (Toni Comín, Lluís Puig, Clara Ponsatí y Meritxell Serret). El Parlamento Europeo ha prohibido la entrada a Puigdemont en sus instalaciones, por lo que el encuentro entre el ex president y los ediles independentistas tendrá se celebra en un local privado.