Compartir

Dicho encuentro llega después de que el Gobierno haya rebajado una décima su previsión de crecimiento del PIB para 2018 como consecuencia de la crisis soberanista y cuando tanto los datos de empleo de octubre como algunas cifras turísticas parecen indicar que la inestabilidad política está afectando a la economía catalana.

Además, desde la celebración del referéndum ilegal del 1 de octubre, son ya más de 2.000 las empresas que han trasladado su sede fuera de la comunidad autónoma, movimiento que se inició con la fuga de la banca, en concreto de CaixaBank y el Sabadell.

En este Eurogrupo se empezará a tratar también la sucesión del holandés Jeroen Dijsselbloem, quien concluye su mandato el próximo enero.

Además, este martes De Guindos acudirá también en Bruselas a la reunión del Ecofin, órgano del que forman parte los responsables de finanzas de los países de la UE que no tienen el euro.