Compartir

El periodista y conductor del programa 'Salvados' (La Sexta), Jordi Évole, viajó a Venezuela con la intención de realizar una de las entrevistas más esperadas de la televisión, nada más y nada menos, que al primer mandatario venezolano, Nicolás Maduro. Pero no todo fue tan fácil como a primera vista pudiera parecer. Évole debió esperar unas 30 horas a que el mandatario venezolano se presentara.

El periodista tuiteó un mensaje en el que escribió: “valió la pena esperar para entrevistar a Nicolás Maduro. Próximamente SALVADOS“.