Compartir

El mundo del cine muestra su consternación tras la muerte del actor argentino Federico Luppi a los 81 años por culpa de un hematoma del que nunca se recuperó. 

Luppi, que fue premiado a lo largo de su vida con una Cocha de Plata, seis Cóndor de Plata y nominado dos veces al Óscar,  sufrió un tropiezo hace 6 meses que le provocó un hematoma que le tuvo que ser drenado.

El actor, que aseguró en los últimos meses en una entrevista en 'Radio 10'' que estaba “amargado, decepcionado y tristón”, siempre será recordado por su papel en películas como “Tiempo de revancha” (1981), “El espinazo del diablo” (2001) o “El laberinto del fauno” (2006).

Luppi decidió fijar en 2001 su residencia en España donde ha vivido varios años.