Compartir

Según ha informado el Ministerio de Defensa, el uso de las pantallas gigantes constituye una de las novedades de un desfile que este año cambia de ubicación con el objetivo de acercar a los españoles a las Fuerzas Armadas y en el que participará la Policía Nacional después de más de 30 años.

Esta será la cuarta ocasión que Felipe VI presida como Monarca el desfile, en el que participarán unos 3.900 militares, guardias civiles y policías, 84 vehículos y 78 aviones.

El Ministerio de Defensa y las Fuerzas Armadas también han organizado hasta 112 actos militares repartidos por toda España para conmemorar el Día de la Fiesta Nacional.