Compartir

Campuzano y Rivera se enzarzaron en el Pleno en el que comparece hoy el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, para informar sobre su actuación con respecto a la crisis abierta en Cataluña y lo ocurrido tras el referéndum ilegal del 1-O.

En el último turno de réplica, Campuzano dijo a Rivera que su intervención le recordó a “aquellos que en el 39 entraron en Barcelona” y le acusó de querer “liquidar el programa catalanista que empezó a construirse a principios del siglo XX”. “Ha hecho una intervención propia de un falangista”, le espetó.

Ante esta acusación, Rivera le respondió que “aquí los únicos que han dado un golpe” son los “señores” del PDECat. “Yo nací en el 79, soy un demócrata y me están quitando mis derechos estos señores”, dijo en virtud del artículo que permite intervenir a los diputados por alusiones.

En cumplimiento del Reglamento de la Cámara, la presidenta del Congreso, Ana Pastor, preguntó a Campuzano si quería retirar el episodio del diario de sesiones. Campuzano, desde su escaño, lamentó “mucho” lo ocurrido pero insistió en que “el señor Rivera es, en los términos que he defendido, un falangista”.

Ante esta negativa, Pastor hizo uso de su potestad y afirmó que la intervención de Campuzano estará en el diario de sesiones de la Cámara pero “constará” asimismo la “retirada de esa palabra por parte de la Presidencia“. Este gesto generó cierto malestar entre los diputados del PDeCat.