Compartir

Gabriel Rufián ha afirmado en el Congreso de los Diputados que Carles Puigdemont realizó un gesto de “enorme generosidad y valencia, ya que lo que hizo fue “tender la mano, incluso, a los de las porras, en referencia a la intervención policial del 1-O y a que el presidente de la Generalitat pida negociar con el Gobierno sobre la declaración de independencia y la celebración de una consulta pactada.

Rufián hizo esta afirmación en el Pleno del Congreso, donde preguntó por la intervención policial del 1-O al portavoz del Ejecutivo, Íñigo Méndez de Vigo.

El parlamentario reclamó a los miembros del PP “que sean demócratas por una vez en su vida” y acepten dialogar, algo que contrapuso a que el domingo de la consulta secesionista se enviara a “salvajes” para “apalear” a catalanes, en referencia a la actuación policial de los agentes hace diez días.

Por su parte, Méndez de Vigo reclamó a ERC y a los otros partidos nacionalistas “que vuelvan a la ley”, ya que dentro de la legalidad es posible un diálogo “sin fecha de caducidad”.

“El diálogo sólo cabe dentro de la ley”, afirmó el portavoz del Ejecutivo, quien también se refirió a que España no necesita intermediarios de ningún tipo para resolver la crisis en Cataluña, puesto que “un país pujante no necesita mediadores”.