Compartir

La popular aplicación de mensajería instantánea Whatsapp ha vuelto a sufrir un fallo de seguridad, en el que ha dejado al descubierto datos como en qué horas has dormido o cuáles son los usuarios con los que has mantenido contacto. Rob Heaton, ingeniero de software, ha sido quien ha localizado los fallos en la aplicación, al igual que ya lo hizo en Facebook y Tinder.

Heaton ha explicado que en función de los datos de los usuarios que se sacan, se pueden establecer patrones de comportamiento, de manera que se puede llegar a conocer el vínculo de familiaridad o de amistad que tienen los usuarios que más comunicación tienen entre sí. Además, el ingeniero sostiene que cuantos más datos se posean, se pueden cruzar los datos de los usuarios para cruzar patrones de comportamiento que permiten conocer el contexto.

El ingeniero ya identificó a través de Facebook con estas técnicas rutinas laborales de los usuarios y las edades de los mismos.