Compartir

12.421.000 espectadores vieron anoche el mensaje institucional del Rey, a través de las 30 cadenas de televisión que lo emitieron a las 9 de la noche. 

“Estamos viviendo momentos muy graves para nuestra vida democrática y quiero dirigirme a todos los españoles”. Con estas palabras, Don Felipe ha iniciado su discurso institucional, dos días después de la celebración del referéndum ilegal en Cataluña. Sentado en su despacho desde el Palacio de la Zarzuela,el Rey ha denunciado la actitud de la Generalitat, a la que ha acusado de “vulnerar de una manera sistemática” la ley, hasta quebrantar los principios democráticos y demostrar una deslealtad inadmisible hacia las autoridades del Estado. 

El Rey ha reconocido que “la sociedad catalana está dividida y fraccionada”, y ha señalado que “es responsabilidad de los legítimos poderes del estado asegurar el orden constitucional (…) la vigencia del Estado de Derecho y el autogobierno de Cataluña basado en la Constitución y en su Estatuto”.

En una defensa sin fisuras de la Constitución y la legalidad, Don Felipe ha hecho un llamamiento a la unidad de todos los españoles y ha querido mandar un mensaje de tranquilidad tanto para los catalanes que se muestran preocupados por la actitud de las autoridades autonómicas, y a los que les ha asegurado que “no están solos y no lo estarán”; como para el conjunto de los españoles “que viven con desasosiego y tristeza estos días”, a los que ha querido transmitir confianza.

El Monarca ha subrayado que “son momentos difíciles, pero los superaremos” y ha reiterado el compromiso de la Corona con la unidad y permanencia de España.