Compartir

De las múltiples imágenes esperpénticas que nos dejó el referéndum ilegal del pasado domingo en Cataluña, hay una que está triunfando en las redes sociales y que demuestra la falta de seriedad que hubo en torno a la consulta. 

Ocurrió en una iglesia de Vila-rodona, en Tarragona, donde el escrutinio de los votos se realizó en plena misa, utilizando una mesa auxiliar junto al altar. 

El recuento de votos no impidió que el cura continuara oficiando la misa y que los feligreses siguieran con los cánticos.