Compartir

La Guardia Civil sigue la pista a un grupo de hackers del
entorno ruso como los presuntos responsables de mantener activa una web con una
relación de puntos donde votar en la consulta ilegal del 1-O. Según publica El
País, los piratas informáticos están creando permanentemente enlaces nuevos
para tener tantas copias el próximo domingo, que sea imposible mantenerla
cerrada.

En desafío catalán sigue así adelante y el Jefe de la Generalitat, Carles Puigdemont, continúa mostrándose confiado en que el próximo domingo los catalanes podrán decidir su futuro en la consulta ilegal.En declaraciones a eldiario.es, Puigdemont ha señalado que “es bastante insostenible pensar que de aquí al día 1 se va
a poder precintar Cataluña” , aunque reconoce que será más fácil votar fuera de Barcelona,
pero que, pese al bloqueo  gubernamental,
ha mejorado  “la voluntad de la ciudadanía
de votar”.

El President asegura que no van a “recomendar” una respuesta
violenta frente a los precintos oficiales, aunque le parece insostenible pensar
que, de hoy hasta el día 1, se va a poder precintar Cataluña”. Y denuncia que “hay
un ardor guerrero por parte del Gobierno español para poder impedir el
referéndum” con el despliegue de agentes y cruceros.

Más allá de sus declaraciones a las medios, Puigdemont ha vuelto a usar Twitter, para anunciar una nueva aplicación para consultar los colegios electorales para el 1-O.

En este marco, toda la maquinaria del Estado trabaja a pleno rendimiento para impedir el referéndum ilegal.
Sin ir más lejos, el Presidente del Tribunal Constitucional ha advertido a
todos los magistrados que estén disponibles todo el fin de semana.  Según eldiario.es, el Alto Tribunal ha enviado un comunicado a sus miembros para subrayar que podrían ser convocados en urgencia, en cualquier momento.

 También en las últimas horas, la alcaldesa de Barcelona, Ada
Colau, ha pedido la mediación de la Comisión Europea en el conflicto. En un
artículo publicado en el diario “The Guardian”, pone el acento en que se trata
de una crisis democrática que afecta a la Unión. 

Colau dice que “la población quiere votar, pero no desea un
choque de trenes de consecuencias imprevistas. 

Y más allá del ámbito político, los secesionistas han movilizado a los más jóvenes y este jueves universitarios y alumnos de secundarios se manifiestar a favor del derecho a decidir y contra las medidas emprendidas por el Estado contra el 1-O.