Compartir

La comitiva judicial se ha llegado a ver acorralada en el interior de la Conselleria de Economía, durante gran parte de la noche, mientras en la calle, hasta 4.000 personas según el Ayuntamiento de Barcelona, permanecían congregadas en protesta por los registros y detenciones en las sedes de la Generalitat, y mientras los agentes buscaban documentación relacionada con el 1 O.

En este marco, los Mossos d'Esquadra han tenido que cargar contra varios manifestantes para permitir la salida de un grupo de guardias civiles y crear un cordón de seguridad.

La tensión ha ido creciendo a lo largo de la noche, donde muchos concentrados se han enfrentado a los agentes e incluso al grito de “esta noche os vais sin coche” han tratado de inutilizar los coches de la Guardia Civil. Finalmente 3 coches han sufrido desperfectos y han tenido que ser retirados con grúas.

En cuanto a la operación judicial.. A estas horas, 3 de los
14 detenidos en la operación de la Guardia Civil para desmantelar la
organización del 1 de octubre, han sido puestos en libertad. Se trata del Jefe
de Desarrollo del área de Tecnologías de la Información y las comunicaciones;
Joan Ignasi Sánchez, asesor de Governació; y David Palanques de la oficina
técnica de proyectos del Departamento de Treball i Afers Socials.

Mientras, el Gobierno sigue trabajando para impedir la
consulta ilegal y, según publica El Mundo,
Interior ha puesto en marcha un complejo plan de seguridad que podría llevar a
un incremento de policías y guardias civiles que podría llegar hasta los 3.000
efectivos.

En página política…La respuesta del Gobierno al desafío
secesionista la daba anoche el Presiente, Mariano Rajoy. Tras la acusación del
president de la Generalitat, Carles Puigdemont, de que el Estado Español había
declarado el estado de excepción en Cataluña, y las protestas, Rajoy pedía a
los responsables del Govern que “cesen en sus actuaciones ilegales”, al tiempo
que advertía de que la consulta ilegal de independencia en Cataluña “ya no se
puede celebrar”.

Esta mañana, la presidenta del PSOE, Cristina Narbona, ha pedido
a Puigdemont que desconvoque el referéndum “cuanto antes mejor” y de “forma
inmediata” para garantizar el diálogo.