Compartir

El vecino de Valencia, Javier Sánchez-Santos, de 40 años, anunció el pasado mes de julio que cuenta con la prueba científica que confirma que es hijo de Julio Iglesias y de la bailarina portuguesa, María Edite Santos, y ahora busca el reconocimiento judicial.

Según el comunicado de su abogado, el sevillano, Fernando Osuna, en 1999 fue desestimada una demanda anterior, por un defecto procedimental, por lo que podría haber dificultades para iniciar un nuevo proceso. Aun así, defiende que buscará la reapertura del caso “mediante la existencia de pruebas de ADN, que en el momento de producirse la primera sentencia no existían o no se habían llevado a cabo por negativa del progenitor”.

El letrado ha confirmado que el próximo lunes día 4 de septiembre, presentará la demanda de paternidad, pero no ha concretado si la presentará en Valencia, donde vive su cliente, o en Marbella, donde Julio Iglesias, cuenta con una vivienda.