Compartir

Los trabajadores de Eulen han marcado el 8 de septiembre, como día de inicio para volver a protestar por lo que consideran las represalias aplicadas por la empresa contra 4 trabajadores, por haber incumplido los servicios mínimos. En concreto, el comité de huelga denuncia el despido de 2 trabajadores y dos multados.

La Asamblea celebrada este domingo se cerraba con el voto de 115 trabajadores de los 350 que tiene la empresa en el aeropuerto barcelonés, y todos refrendaban la huelga. Así, los paros se repetirán todos los viernes de 10,30 a 11,30h y de 18,30h a 19,30h. 

El asesor del comité de huelga, Juan Carlos Giménez, ha advertido de que la convocatoria de huelga podría anularse si se retiran las sanciones, y en caso contrario, se podrían ampliar o endurecer la frecuencia y duración de los paros.

La convocatoria de huelga se presentará mañana ante el Departamento de Trabajo dela Generalitat.