Compartir

Una soldado kurda se salva del milagro del disparo de un francotirador mientras dispara su fúsil escondida tras un muro.
En un momento del combate se puede apreciar como un disparo enemigo, pasa a escasos centímetros de su cabeza y acaba impactando contra una pared.
La soldado comienza a reírse al comprobar la suerte que ha tenido.

El disparo pasa a escasos centímetros de su cabeza y acaba impactando contra una pared.