Compartir

Entre los rituales más repetidos y sencillos, está el de escribir en un papel todo lo negativo que uno tiene su vida, y en un segundo papel, los deseos que uno quiere alcanzar. El que se decida a hacerlo, tendrá que guardar el papel de lo bueno, durante todo el año, mientras que el que recoge lo malo deberá ser quemado en el fuego.

No hay duda de que el protagonista indiscutible de esta noche es el fuego, y saltar la hoguera es la manera de lograr protección y buena suerte. Eso sí, si estás en Galicia, la tradición dice que hay que saltarla 9 veces, mientras que en Alicante o Valencia basta con saltarla 7 veces. Es importante recordar -para los más valientes- que dicen que las parejas que saltan juntas las hogueras, alcanzan la felicidad.

Cómo no, en esa búsqueda de la buena suerte, y la protección, muchos echarán mano de la vegetación para elaborar ramos de hinojo, saúco, rosas u otras floras; o echarán sal por el tejado. Y más allá del fuego, o las plantas… también otros muchos se acercarán al agua e incluso se bañarán desnudos para encontrar pareja o lograr la fertilidad.

En esta mágica noche son muchas las creencias y costumbres, y no podemos olvidar que Galicia celebra la “Noche de las Meigas”, en la que se abre la comunicación con el mundo del más allá, y es momento de espantar a los malos espíritus.

En A Coruña esté previsto que unas 150.000 personas espanten a las “meigas” y “brujas” con el fuego de cientos de hogueras, antes de un desalojo previsto hacia la madrugada, por las mareas vivas.