Compartir

Hoy, día 21 de junio, se celebra el Día de la Música en España, un arte que tiene infinitos efectos positivos para la salud de los seres humanos

A diferencia del habla, la música conecta directamente con el subconsciente y hace que éste genere endocrinas y dopamina. 

Pero la música hace mucho más que exaltar los sentidos o relajar la ansiedad; tiene efectos positivos en el humor , el dolor y la calidad de vida de los adultos. También estimula el aprendizaje, la comunicación y la expresión corporal entre los más jóvenes.

En función del estilo musical que escuchemos podremos obtener unos beneficios u otros:

Para estimular la concentración: la música armoniosa y de tempo lento promueve un estado de calma y meditación. Estas melodías activan áreas del cerebro que son claves para potenciar los aprendizajes cognitivos, afectivos y motores, ayudando a mantener la productividad a lo largo de toda la jornada laboral.

Para reducir dolores o molestias: tanto el dolor agudo como el dolor crónico pueden apaciguarse aplicando terapias específicas de musicoterapia, que sirven como complemento al tratamiento sanitario recibido.

Para favorecer el sueño: si escuchamos música relajante después de cenar, el cuerpo y la mente se preparan apropiadamente para el descanso. Una vez en la cama, cerrar los ojos y relajarse con ritmos lentos y suaves ayudará a conciliar el sueño más rápidamente.