Compartir

En Portugal continúa la lucha contra las llamas. Más de 2.000 efectivos siguen combatiendo el incendio que se declaró el pasado sábado en el municipio portugués de Pedrógão Grande, que hasta el momento deja un balance de 64 muertos y 62 heridos. 

Los equipos forenses continúan intentando identificar a todas las víctimas de este terrible incendio que se iniciaba, según apunta la Policía Judicial, por culpa del impacto de un rayo sobre un árbol seco. 

Protección Civil informa de que en las últimas horas se ha conseguido controlar el 70% de las llamas, pero todavía hay cuatro focos activos en los distritos de Leiria y Coimbra

España también está participando en las labores de extinción. El Ministerio de Defensa ha informado de que varios equipos de la Unidad Militar de Emergencias siguen desplegados en la zona colaborando con los medios portugueses.