Compartir

Pedro Antonio Sánchez ha anunciado su dimisión como presidente de la Región de Murcia a 24 horas del debate de la moción de censura impulsada el PSOE y apoyada por Podemos.

Con esta decisión, Sánchez pretende evitar que se conforme un gobierno tripartito, algo que asegura que es “condenar a la Región de Murcia a una situación que los murcianos no se merecen”.

“Lo hago únicamente pensando en lo que conviene a Murcia, convencido de que así, en este momento, también ayudo al presente y futuro de esta Región. Este ha sido siempre mi gran compromiso y convicción”, ha dicho ante los medios. 

Pedro Antonio Sánchez está siendo investigado por su implicación en los casos Auditorio y Púnica. Pese a la presión por parte de su partido, ha querido agradecer “la actitud, el apoyo y el respeto de la dirección general” y “especialmente el cariño y el respeto de los murcianos”.