Compartir

Así lo confirmó en sus previsiones
la red europea que reúne a los institutos de análisis de dicho sector,
Euroconstruct, que indicó en 2015 que la actividad de la construcción crecería
de nuevo un 1,8%, mientras que la consolidación llegaría en 2016 y 2017,
duplicándose el progreso en un 3,6%, primero, y un 5%, posteriormente, siendo
ésta la tasa más grande de los países más potentes de Europa. Grupos como ACR Barakaldo, entre
otros, están experimentado este paulatino reflote, a pesar de que tales
previsiones no auguren que el sector llegue a los niveles de 2012.

De todas formas, dichos porcentajes
hacen alusión a que será nuestro país el que tirará del carro en lo que
respecta al aumento de este sector a nivel continental. Si hacemos un balance
global a nivel europeo, debemos detenernos en 2014, año en el que se produjo la
primera subida (tan sólo del 1%), tal y como aseguró Euroconstruct en sus
previsiones del curso anterior. Un informe que, según los datos manejados,
señaló que la velocidad de crecimiento sería más rápida que la del PIB europeo.

En lo que respecta a la actualidad,
la EAE Business School publicó un informe sobre el sector de la construcción en
el que se analizó tanto el valor productivo como los datos de facturación del
mismo, no sólo en nuestro país sino también a nivel mundial. Al mismo tiempo,
también abarcó los datos correspondientes a la participación oficial por
regiones. Igualmente, el estudio señala una estimación aproximada del
crecimiento y desarrollo del sector hasta 2018, tanto en España como en el
resto del mundo.

Los datos que muestra este informe
de EAE Business School son los siguientes: el valor de la producción de la
industria de la construcción en nuestro país asciende a la cifra de 146.350,78
millones de euros en 2015, cantidad que supone un aumento de un 2,19% con
respecto al año anterior. No obstante, el descenso del 53,45%, cuando este valor
era de unos 314.374 millones de euros.

Si atendemos al análisis por
parcelas de este sector, el relativo a la construcción residencial es el que
presenta un volumen de facturación más elevado en 2015 con un total de
61.022,73 millones de euros, lo cual es equivalente a un incremento en el
último año del 2,74%. El segundo de ellos es el de las infraestructuras, que
cuenta con unos 56.387,59 millones de euros de facturación (con un aumento del
2,01% con respecto al curso anterior), seguido del comercial, que asciende a
los 14.171,19 millones de euros, experimentando una crecida del 1,33%.

En líneas generales, el informe
publicado por EAE asegura que el valor total de la producción del sector de la
construcción en el territorio español será de unos 162.907,33 millones de euros
la próxima temporada, cifra que equivale a un crecimiento del 11,31% a lo largo
de los dos próximos años.