Compartir

El Estado Islámico ha reivindicado a través de su agencia de noticias afín Al Amaq la autoría del atentado perpetrado este miércoles en Londres y que se ha saldado con cuatro muertos y 27 heridos. 

Theresa May, primera ministra del Reino Unido, ha comparecido ante el Parlamento británico un día después del atentado y ha confirmado que el atacante, que murió abatido tras apuñalar a un policía, “es un ciudadano nacido en el Reino Unido y fue investigado en el pasado por el MI5 por tener un comportamiento violento” y por su vínculo con grupos yihadistas. Con esto, la primera ministra británica asegura que el atacante actuó por motivaciones ideológicas islamistas y había sido planeado para que coincidiera con el aniversario de los ataques de Bruselas. 

También May ha anunciado que el nivel de amenaza del país es severo, porque hay un cierto riesgo aún”. Aunque ha asegurado que el atacante actuó solo y la Policía no cree que se vaya a producir un nuevo atentado. 

“Este ha sido un ataque contra gente libre de todas partes y, en nombre del pueblo británico, quisiera dar las gracias a nuestros amigos y aliados en todo el mundo que han dejado claro que están con nosotros en este momento”, ha dicho la primera ministra británica Theresa May.

Además, este jueves por la mañana, la policía británica ha confirmado la detención de ocho personas por sus supuestos vínculos con el atentado.