Compartir

Se trata, en primer lugar, la que comienza desde la calle Mariano Ribera con Maestro Bellver, cruza Archiduque Carlos y accede por Músico Ayllón y Vicente Maroto hasta llegar al centro. En segundo lugar, la ruta que comienza en Beato Nicolás Factor desde su cruce con calle Cuenca, sigue por Salabert y cruza Archiduque Carlos y Tres Forques para, finalmente, llegar por la calle Vicente Maroto hasta el colegio.

En ambos itinerarios se han pintado marcas viales en forma de huellas amarillas de 40 por 40 cm. sobre las aceras, los símbolos de cada ruta escolar en cada aproximación a los pasos de peatones y se han instalado cuatro banderolas en forma de lapicero con la indicación de la ruta escolar.

Esta es una novedad de señales de la ciudad, introducida por la concejalía de Movilidad Sostenible, que como apuntó el concejal del área, Giuseppe Grezzi espera que ayude a que esta iniciativa, “fruto del trabajo inicial y del empeño de los padres y madres del centro para que el alumnado acceda al centro de una manera más segura y libre de humos, se exporte al resto de la ciudad”.

SUMANDO ACCIONES: En línea con la ejecución de rutas escolares adecuadas, y también dentro de los presupuestos participativos, el pasado mes de octubre Movilidad Sostenible reforzó la señalización que advierte a los conductores de la presencia de escolares con un rectángulo fluorescente y reflectante como señal, que incluye, además, la palabra “atención” en letras mayúsculas. Esta señalización vertical está ubicada tanto en la avenida del Archiduque Carlos como en la calle Vicente Maroto, ambas en su intersección con Músico Ayllón.

Entre finales de noviembre y principios del diciembre pasados también se definieron reservas de estacionamiento para motos en los laterales de los pasos de peatones como medida de mejora de la visibilidad.
Sin olvidar que, durante el pasado mes de marzo, se estableció protección mixta en el paso de peatones de Enguera con Archiduque Carlos y Enguera con la avenida del Cid. Con la protección mixta, semáforos que se mantenían en ámbar intermitente para los conductores, mientras se mostraba el verde para los peatones, ahora se mantienen en rojo unos segundos antes de pasar a ámbar.

La movilidad escolar son los desplazamientos que hacen los estudiantes, madres, padres y el profesorado para llegar y salir de la escuela. Normalmente, sobre todo en escuelas públicas, estos desplazamientos son de proximidad y suelen hacerse a pie. El objetivo de mejorar la movilidad escolar es conseguir aumentar la autonomía de los niños y niñas al mejorar el espacio urbano del barrio; es decir, posibilitar el hecho de que los escolares se desplacen de casa al colegio solos y con seguridad.

Para conseguirlo no se trata tan solo de visibilizar las rutas con marcas viales, sino que se han hecho una serie de actuaciones en colaboración con el AMPA, profesores, alumnos y Administración para diagnosticar las situaciones de peligrosidad y así, incluir acciones para reducir la velocidad de la circulación, mejorar la visibilidad en los cruces y dar continuidad y confort a los itinerarios peatonales.