Quantcast

Artur Mas asegura que la consulta del 9N fue “iniciativa política” suya

El ex presidente de la Generalitat, Artur Mas, y las ex conselleras Joana Ortega e Irene Rigau, están siendo juzgados este lunes por la consulta independentista del 9N, para quienes la Fiscalía pide diez y nueve años, respectivamente, de inhabilitación por los delitos de desobediencia y prevaricación.

Mas se ha negado a contestar preguntas de la Fiscalía y de la acusación popular, y solo ha respondido a las de su abogado, Xavier Melero, y a las de las otras dos acusadas.

El ex presidente ha asegurado ante el Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC) que la consulta “no fue un capricho individual o una salida de tono”, sino que “fue consecuencia de amplios acuerdos parlamentarios y mandatos del Parlament”.

También ha dicho que fue suya la “iniciativa política” de la consulta sobre la independencia de Cataluña del 9 de noviembre de 2014 y de su gobierno.

Tanto Mas como Ortega y Rigau, han querido dejar claro el papel fundamental de los 42.000 voluntarios que ayudaron a organizar y desarrollar la consulta. Para Ortega fueron “el alma” del proceso, ya que sin ellos “no hubiéramos podido hacerla”.

Sobre la organización de la consulta, Mas ha explicado que tenían un gran compromiso para hacerla porque era la voluntad “de una buena parte del pueblo de Cataluña”, por lo que siguieron sin renunciar a su objetivo y cambiando el formato que el TC había puesto en cuestión.

Comentarios de Facebook