Compartir

Un nuevo testigo del caso Diana Quer sitúa a la joven durante la noche de su desaparición, el pasado 22 de agosto, dirigiéndose hacia una discoteca abandonada situada en el Paseo Marles, en A Pobra do Caramiñal, según ha informado el programa 'Espejo Público'.

Al parecer, esta mujer es la última persona que vio con vida a la joven, antes de que la señal de su móvil se perdiera en la vecina localidad de Taragoña. Hasta el momento, nadie la había visto desde el parque donde se encontraba con sus amigos disfrutando de las fiestas de la localidad coruñesa hasta ese punto. 

La mujer ha asegurado a los investigadores que se trataba de la joven, a la cual conocía. Además, la descripción física que aportó como los tiempos de los que habló con la Policía coinciden con los que manejan los investigadores. La vi sobre las 2.45, cerca de la pizzería ('Mi Manda Picone'), recuerdo perfectamente su ropa”, habría declarado.

Hace unos días se volvió a relacionar a la familia de la joven con su desaparición. También hay otras líneas de investigación abiertas después de conocerse la existencia de una goma de pelo en el punto donde se le pierde la pista.