Compartir

La temporada de gripe en España se ha adelantado, algo que ha obligado a muchos hospitales del país a reprogramar cirugías no urgentes y habilitar más camas para poder hacer frente a esta epidemia.

Según el informe del Sistema de Vigilancia de la Gripe, relativo a la semana del 2 al 8 de enero, se ha producido un aumento de la onda epidémica. Concretamente, muestra una tasa de 174,48 casos por cada 100.000 habitantes, frente a los 138,17 casos de la semana anterior. 

El nivel de intensidad de gripe es “muy alto” en Castilla y León, y medio en Baleares, Cataluña, Cantabria, Melilla, Navarra, La Rioja y País Vasco. El comunidades como Andalucía, Canarias, Ceuta, Comunidad Valenciana y Extremadura, la enfermedad es “esporádica”. 

El informe ha notificado en total 429 casos graves hospitalizados confirmados por gripe, más del doble de los 209 contabilizados en el informe de la semana pasada. De estos pacientes, 53 han muerto, frente a los 19 del informe anterior.