Compartir

España entera se blinda para recibir a los Reyes Magos. Las cabalgatas de todas las ciudades españolas han extremado sus medidas de seguridad para evitar posibles atentados como el ocurrido en un mercadillo de Berlín el pasado 19 de diciembre. 

El Ministerio del Interior ha reforzado la presencia policial estas Navidades y la Policía ha dado la instrucción de bloquear con bolardos, grandes maceteros y coches patrullas los accesos a los lugares de grandes aglomeraciones. Estas medidas también han sido trasladadas al día de las cabalgatas debido a la gran afluencia de gente que se espera. 

Se han establecido controles de seguridad “no visibles” para evitar posibles atentados. Concretamente, en Madrid, el Ayuntamiento ha restringido la entrada de camiones y vehículos de más de 3.500 kilos al perímetro de la cabalgata. 

La Guardia Civil de Tráfico ha montado una serie de controles en los accesos de las grandes ciudades y poblaciones españoles para identificar y detener a cualquier conductor que no pueda justificar la razón por la que conduce un camión o vehículo de grandes dimensiones. 

Además de todo ello, habrá presencia policial de agentes uniformados en el recorrido de las cabalgatas.