Compartir

El PSOE ha llegado a un acuerdo con el Gobierno para impedir que corten la luz a las familias más vulnerables. Este viernes o la semana que viene el Consejo de Ministros aprobará este pacto.

Uno de los puntos que se tiene que aclarar antes del mes de abril es definir que es un “consumidor vulnerable”. Además, tienen que ponerse de acuerdo con las comunidades autónomas y los propios ayuntamientos ya que serán estas instituciones las encargadas de prestar los servicios sociales necesarios para que esta iniciativa pueda salir adelante.

En el acuerdo también ha colaborado Ciudadanos, pero Podemos ha decidido mantenerse al margen ya que ha declarado que tan solo se trata de un “paripé” y un parche, no una medida real para combatir la pobreza energética.

Con esta nueva medida se tendrán tres tipos de consumidores. El consumidor ordinario, el consumidor con apoyo económico y por último el consumidor vulnerable. Este último tendrá la posibilidad de atrasar el pago de la luz e incluso evitar el corte de suministro por impago.

El portavoz de los socialistas en el Congreso, Antonio Hernando, ha dicho que se trata del principio del fin de la pobreza energética. Por su parte, el Ministro de Energía, Álvaro Nadal, ha afirmado que se procederá a reformar el artículo 52 de la Ley del Sector Eléctrico para que siga adelante la reforma.