Compartir

Unos 21 autobuses y ambulancias han comenzado la evacuación de civiles y heridos de la zona este de Alepo controlada por el gobierno a través del corredor de Al Ramusa-Ameriya. El Gobierno sirio y las fuerzas de oposición acordaron un nuevo alto el fuego en la madrugada de este jueves para permitir a los civiles abandonar de inmediato el área.

Al mismo tiempo, las fuerzas gubernamentales sirias han entrado con excavadoras en los distritos asediados para quitar sacos de arena y despejar el área. 

Según la televisión siria, se espera que unos 4.000 combatientes y sus familias y unos 9.000 civiles abandonen el este de Alepo.

El Portavoz de la Presidencia turca, Ibrahim Kalin, lo anunciaba a través de cuenta oficial de Twitter: “La evacuación del este de Alepo está empezando. Hemos tomado todas las precauciones en Idlib y en Turquía. Esperamos a nuestros hermanos y hermanas”.

El martes el Gobierno y los rebeldes ya habían realizado una tregua para que los civiles abandonaran la ciudad que se encontraba en manos del Gobierno de Bashar al Assad tras meses de intensa ofensiva. La tregua estaba prevista que se completara el miércoles para comenzar la evacuación en los autobuses que se acercaron a la zona, sin embargo, el acuerdo fracasó antes de comenzar a aplicarse.