Compartir

En este acto en el que también han intervenido el President de la Generalitat, Ximo Puig; el presidente de FERRMED, Joan Amorós, y el presidente de Pro AVE, Federico Félix, Ribó ha recalcado que el corredor Mediterráneo “es trascendental para el futuro de nuestra ciudad y de toda la Comunidad Valenciana. “Tenemos muy claro que la conexión de todo el Arco Mediterráneo por ferrocarril con ancho europeo es vital para nuestra competitividad empresarial, para nuestros puertos y para la creación de empleo estable y de calidad”

El alcalde de Valencia, que ha elogiado el trabajo que FERRMED lleva realizando desde hace años para conseguir la conexión ferroviaria con Europa, ha señalado que el corredor Mediterráneo “es el trazado ferroviario más inteligente, más productivo y el que más beneficios puede aportar al conjunto del Estado” y ha criticado la política de infraestructuras del Ministerio de Fomento: “radial, centralizada y centralizadora, y la voluntad de dejar arrinconada a la Comunidad Valenciana como si volviéramos de nuevo al siglo XVIII”

Ha hecho mención al rescate de 5.700 millones de euros para rescatar las autopistas radiales de Madrid, para preguntarse cuál es el interés general que se defiende desde el Gobierno del Estado, y afirmar que “el corredor Mediterráneo representa el interés general frente a casos como el de esas autopistas radiales madrileñas que obedecen a intereses particulares con un tufo centrípeto”.

El alcalde ha señalado que es necesario transmitir a la opinión pública y a las administraciones estatal y europea “una visión de unidad de todo el tejido social valenciano con un objetivo muy claro: el Corredor Mediterráneo ha de ser una prioridad“, para añadir a renglón seguido que el Estado no lo entiende así y nos han intentado vender el tercer carril como una solución, pero no, no nos conformamos con un tercer carril que además de no satisfacer las necesidades del tráfico de mercancías, ha provocado el colapso del tránsito de pasajeros entre valencia, Castellón Alicante”

Ribo exige una dotación presupuestaria plurianual en los próximos Presupuestos del Estado “para que el corredor Mediterráneo pase de ser un proyecto para convertirse en una realidad”. En su opinión, “los valencianos no podemos permitir más retrasos que nos dejen fuera del eje ferroviario europeo, donde está el principal mercado de nuestras exportaciones”

EL TUNEL PASANTE: LA ÚNICA SOLUCIÓN

Ribó ha esbozado el panorama de colapso que, en su opinión, se generará durante los próximos meses en nuestra ciudad y ha señalado que para evitarlo “la única solución viable es la construcción del túnel pasante por las grandes vías y la liberación del túnel de Serrería para mercancías, y su ampliación fuera del ámbito urbano, con conexión con el puerto de Valencia mediante ancho europeo, que además- ha dicho- es la solución contemplada en el convenio firmado en 2003 por parte del Ayuntamiento, la Generalitat Valenciana y el Ministerio de Fomento.

Tras recordar que en Madrid están acabando el tercer túnel pasante por la ciudad y en Barcelona van a inaugurar el segundo túnel pasante, “mientras en Valencia todavía estamos esperando un proyecto viable de túnel y de estación pasante por la ciudad”, ha resaltado la afectación de esta carencia de infraestructuras “en el puerto español con mayor tráfico de contenedores, el de Valencia, la factoría de Ford, y la conexión de Alicante, Murcia, Almería y Algeciras con el resto de Europa”.

Ribó ha manifestado que, como alcalde, reivindicará “hasta la extenuación” el mejor para el futuro de esta ciudad, “y voy a exigir al Ministerio de Fomento el mismo trato para Valencia que para otras ciudades del Estado. Mañana mismo tendré una nueva oportunidad de explicárselo directamente a los máximos responsables, ya que nos acaban de trasladar que harán una visita Al tramo Sagunto-Valencia”

El alcalde ha pedido la colaboración de todas las entidades empresariales, profesionales, sindicales y académicas del Arco Mediterráneo para reivindicar “un verdadero Corredor Mediterráneo: para no perder el futuro, sino para ganarlo”

No podemos permitir que Valencia se vuelva a convertir en el semáforo de Europa, en este caso de ferrocarril. Ya lo fuimos hasta los años 90 por carretera. No podemos permitir un agravio como este y perder la oportunidad de estar conectados por unas infraestructuras de calidad que aseguren el futuro de nuestro tejido productivo“, ha afirmado Ribó en la parte final de su intervención