Compartir

La tienda de moda Blanco despedirá a toda su plantilla, 850 empleados, y cerrará sus 102 establecimientos en un periodo de uno o dos meses. La empresa ha decidido presentar ante el Juzgado de lo Mercantil en Toledo una solicitud de liquidación.

En junio de 2013 ya sufrió un concurso de acreedores cuando la empresa estaba aún bajo el mandato de Bernardo Blanco. Este ERE afectó a 711 trabajadores, a los que se sumaron 189 el pasado año debido a un nuevo ajuste de personal.

AC Modus fue la compañía emiratí que intentó relanzar la cadena de tiendas de moda. Ante la falta de ingresos, tanto en España como en Portugal, la compañía intentó buscar nuevos inversores para Blanco, sin éxito. Por ello, presentó el pasado mes de septiembre su tercer ERE que fue anulado por el tribunal.

Los sindicatos han asegurado que ya no hay género en las tiendas por lo que el cierre es inminente. En el momento en el que el juez de permiso para extinguir la compañía, se procederá a crear un calendario de negociación para los cierres y conseguir una buenas condiciones para la plantilla.

La empresa acumula un pasivo de 133 millones de euros. A los propios trabajadores les debe la nómina del pasado 23 de noviembre.

Su página web, www.blanco.com, ha cerrado su espacio para la compra online, quedando solo como un catálogo para que los usuarios puedan ver la ropa que todavía queda disponible en las tiendas.