Compartir

Cristóbal Montoro ha anunciado en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros que se procederá a una subida de impuestos en bebas alcohólicas, tabaco y el impuesto de sociedades, que será el que más dinero aporte a las arcas del Estado. El objetivo es conseguir recaudar un total de 7.500 millones.

El impuesto sobre las bebidas alcohólicas subirá un 5%, los cigarros un 2,5% y también se aumentará el impuesto de la picadura de tabaco un 6,8%. La suma total del dinero que se conseguirá con estos impuestos será de unos 350 millones. Para llegar a la cifra deseada por el Ejecutivo, 7.500 millones, la mayoría de los ingresos procederán de la subida del impuesto de sociedades.

Se debe tener en cuenta que este año ya se ha ingresado gran parte del dinero gracias al pago fraccionado, lo que ayuda a que las arcas del Estado tengan ingresos con más antelación que al periodo de recaudación del impuesto de sociedades, el segundo que más dinero aporta.

También se ha anunciado la creación de un nuevo impuesto de las bebidas carbonatadas (los refrescos). Con esta nueva figura se pretende recaudar otros 200 millones de euros. La motivación de este nuevo gravamen, según el Ministro, es evitar la obesidad