Compartir

El PNV gana con cierta comodidad las elecciones al
parlamento vasco. El partido nacionalista vasco consigue 29 diputados. Como segunda formación, EH
Bildu suma 17 escaños y revalida su segunda posición. Elkarrekin Podemos logra
11 diputados y se confirma como la gran
irrupción política en estas elecciones. Las grandes decepciones PSE-EE con 9 diputados. El PP: 9 diputados y Ciudadanos
no consigue representación.

Uno de los
grandes focos de interés de estas elecciones del Pais Vasco estaba en si
Elkarrekin Podemos lograría superar a Bildu como partido de la oposición. Y
aunque el resultado es más que satisfactorio, lo cierto es que la formación
abertzale continuará siendo la segunda fuerza de Euskadi, a pesar de sumar
cuatro diputados menos.

La crisis del PP
y el PSOE es destacable. Ambas formaciones tendrán una representación
minoritaria en el Parlamento, aunque la debacle ha sido mucho mayor en el
propio PSE. Pierde siete escaños con respecto a 2012.

Ahora comienza el
baile de las negociaciones. El PNV podría negociar tanto con PSE o PP para
lograr la mayoría en la Cámara Vasca. Una negociación que de fructificar podría
tener consecuencias en la situación de bloqueo del Gobierno nacional.