Compartir

El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont planteará al Estado una propuesta de referéndum independentista el próximo día 28, coincidiendo con la cuestión de confianza a la que será conocido. De cumplirse sus planes y sus plazos espera convocar elecciones constituyentes tras la Diada de 2017. Preguntado respecto al momento en el que espera que se encuentre el proceso dentro de un año ha respondido “yo espero, porque es mi compromiso, que seamos capaces de hacer las cosas tan bien que yo ya esté en funciones“.

En una rueda de prensa ante corresponsales extranjeros, Puigdemont ha explicado quea finales de julio” de 2017 ya debería estar terminado el trabajo que se han marcado Junts pel Sí y la CUP.

De momento, el referéndum unilateral de independencia que le reclama la CUP no se ha incorporado en sus planes.

Puigdemont agitó ya ayer los ánimos en su discurso institucional previo a la Diada al acusar al Estado de haber “desconectado” ya de Cataluña por no cumplir sus compromisos inversores en la Generalitat.