Compartir

Estas terribles imágenes de dos niños llorando la muerte de su hermano tras un ataque en Al Neyrab han dado la vuelta al mundo.Una vez más, vienen a demostrar que los más indefensos son las principales víctimas del conflicto de Siria.

Junto con Omran, son el nuevo símbolo del horror de la guerra.