Compartir

Los portavoces parlamentarios del Partido Popular, Rafael Hernando, y el de Ciudadanos, Juan Carlos Girauta, han firmado en el Congreso de los Diputados el pacto por la Regeneración y anticorrupción. Con esta firma, Ciudadanos se compromete a votar a favor de la investidura de Mariano Rajoy en la segunda votación, que se celebrará el próximo 2 de septiembre.

En este pacto se incluía un parrafo que señalaba que las condiciones que Rivera planteó a Rajoy “se deberán tramitar durante los tres primeros meses de legislatura a contar desde la fecha de investidura”.

Estas condiciones de Ciudadanos son que ningún cargo público imputado ocupe puestos en el Ejecutivo o se siente en escaños; la eliminación de los aforamientos; la entrada en vigor de una nueva ley electoral basada en tres principios: listas desbloqueadas, mejor proporcionalidad de los votos y fin del voto rogado; acabar con los indultos por corrupción política; la limitación de mandatos a ocho años y la creación de una comisión de investigación en el Congreso sobre la presunta financiación irregular del PP, es decir, el caso Bárcenas.

Este cambio de la abstención al 'sí' en segunda votación fue anunciado el pasado 9 de agosto por Albert Rivera si el PP aceptaba esas seis condiciones. Aun así, la suma sigue siendo insuficiente para lograr la mayoría absoluta, por lo que el PP tiene la intención de sumar más diputados o, al menos su abstención, para lograr en esa segunda votación más síes que noes.

Esta misma tarde los equipos negociadores se reunirán para avanzar sobre “los asuntos que interesan a los ciudadanos”, según Rivera.