Quantcast

El atacante de Múnich compró el arma por Internet

Alí David Sonboly actuó muy probablemente por venganza y, según los indicios recabados por la Policía, llevaba un año preparando el ataque.

Según ha revelado en una rueda de prensa la Policía, el joven llevaba un año preparando la matanza y había incluso visitado la localidad de Winnenden, al sur de Alemania, donde un joven perpetró una matanza en 2009.

Uno de los detalles que llamado la atención es que adquirió el arma por Internet por unos cientos de euros. La compró de forma ilegal por darknet, es decir, a través de conexiones encriptadas; y todo indica que venía de la República Checa. Se trata de una nueve milímetros cuyo número de serie fue borrado, con lo que es difícil seguirle el rastro.

Lo que aún se ignora es la procedencia de la munición. En la mochila que portaba en el momento del ataque llevaba más de 300 balas.

Comentarios de Facebook