Compartir

El número dos de Podemos, Iñigo Errejón ha hecho autocrítica en una entrevista concedida al diario El País. Errejón asegura que Podemos “está llamado y tiene magníficas condiciones para gobernar en  España“. Y añade: “Pero creo que para hacerlo tiene que cambiar, tiene que mutar”.

Se refiere el líder político al diseño de un partido que estaba concebido para hacer una ruptura, para la sorpresa, y que ahora tiene que navegar en las procelosas (y aburridas) aguas institucionales, tratando de resolver la tensión entre las política en las instituciones y en las calles sin perder la emoción.

Y la calle no solo pide épica y movilizaciones, la calle pide garantías, políticas públicas. Posibilidad de emocionarse con un orden que se vea como cierto, como alcanzable, no solo como una especie de manifestación moral. Yo creo que nosotros tenemos que saber navegar esa tensión“.

En este sentido reconoce que parte del millón de votos perdido por la suma de Podemos e IU puede deberse a que no han sabido transmitir certezas. También a su actitud durante las negociaciones de al legislatura anterior. “Deberíamos haber tenido más flexibilidad”.

Insiste también Errejón en la necesidad de tender puentes con el PSOE y reconstruir las maltrechas relaciones entre los dos partidos. “Creo que en el futuro, la posibilidad de un Gobierno que comience a ayudar a su gente y no a asfixiarla solo se hace si nos entendemos“.

Con respecto a Pablo Iglesias, se reafirma en que es la persona idónea para dirigir el partido. “A Pablo le corresponde seguir manteniendo la misma labor de dirección. Eso no quiere decir que en todos los pasos y en todos los puntos haya acuerdo. Pero sí estamos de acuerdo en el cambio de fase y en que Podemos tiene que afrontar los retos“.