Compartir

El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, ha aceptado la renuncia de María Seguí como directora general de Tráfico, según informa en un comunicado el Ministerio del Interior.

El pasado 12 de julio, la Inspección de Servicios, dependiente de la Subsecretaría de Interior, abrió una investigación en relación con las informaciones divulgadas por diversos medios de comunicación acerca de la regularidad de la financiación por parte de la DGT de proyectos de investigación en el área de tráfico, movilidad y seguridad realizados por el Instituto Universitario de Investigación en Ingeniería de Aragón, de la Universidad de Zaragoza.  En el citado instituto trabajaba Francisco López Valdés, marido de Seguí.

Fue un profesor de la Universidad de Zaragoza, Juan José Alba, quien denunció los hechos en los que se apuntaba a López Valdés, por conseguir contratos a dedo. Entre lo que se ha publicado está que la directora de la DGT habría beneficiado a su marido con contratos por valor de algo menos de 50.000 euros en un año.

El ministro del Interior ha agradecido a María Seguí, en un comunicador emitido a los medios, el trabajo que ha desarrollado en los últimos cuatro años y medio.