Compartir

Jose Luis Pichardo/opinión    Nadie entiende, empezando por el Conseller de Economía Sostenible, Rafael Climent y continuando por el Concejal de Valencia, Carlos Galiana que el comercio de Valencia, tercera ciudad de España, no tiene nada que ver con municipios como el natal del Conseller, Muro de Alcoy??

Qué se pretende ahora?? Buscar la retroactividad de la apertura en festivos de 2013?? De verdad consideran que va a ser tan sencillo doblegar un modelo por las bravas que además es avalado por los propios consumidores?

Es que Anged, Asucova, no tienen equipos jurídicos a la altura de los de la Generalitat? En una de las mejores campañas de rebajas de los últimos años algunos se empeñan en ponerle puertas al campo, intentando volver a modelos desfasados.

Defender al pequeño comercio no es imponer la voluntad de una minoría frente a un núcleo importante de compradores ya no solo valencianos ni españoles, sino incluso el conformado por turistas.

O es que a Climent, Galiana, Costa y Ribó se les olvida que gobiernan en una ciudad abierta, que atrae cada vez más a visitantes procedentes de destinos cercanos e incluso más lejanos o exóticos?

Y además, que modelo de ciudad o de Com. Valenciana les vamos a presentar a aquellos que nos visitan? Porque mientras se nos llena la boca reconociendo y avalando el esfuerzo hecho en años anteriores; si, si, en años anteriores cuando gobernaba el PP, miren uds. por donde, tratamos de retomar viejas fórmulas para que cuando lleguen los turistas se lo encuentren todo cerrado en Valencia o Alicante.

Entonces?, de qué valen los esfuerzos de Turismo Valencia u otros organismos similares valencianos si a la hora de buscar la atracción de visitantes con campañas externas, presencias en ferias internacionales, etc.. no promovemos un modelo definido para que los turistas no solo hagan una estancia en nuestra tierra, si no que ante una oferta estructurada puedan repetir su visita en un futuro próximo.

Pues esta es la realidad de una Conselleria de Economía Sostenible dirigida por un señor que confunde con excesiva frecuencia los intereses comerciales de Muro de Alcoy con los de las urbes valencianas más importantes de España y Europa como son Valencia y Alicante

Dignificar un marco regulatorio justo para el pequeño comercio, defendiendo sus intereses de la mejor forma posible, no tiene nada que ver con tratar de obstaculizar el desarrollo y la evolución comercial de una gran ciudad. Los derechos laborales ahí están, y mucho han luchado por tenerlos y preservarlos generacionales anteriores.

Y no es menos cierto, que a las administraciones les corresponde poner el freno de vez en cuando precisamente a las grandes empresas y superficies para seguir mejorando los estatus de los trabajadores. Pero sin embargo, no se puede frenar el progreso y poner en riesgo nuevos empleos e inversión nacional y extranjera, porque eso significa ir a contracorriente de la sociedad moderna.

Y ya ven que curioso, la izquierda anda bloqueando el progreso cuando utiliza dicha etiqueta para marcar distancias con otras fuerzas políticas. Pues Sr. Climent, Sr. Nacho Costa, Sr. Ribó y Sr. Galiana, si ustedes leen en el diccionario de la RAE se encontrarán con que el término significa precisamente evolucionar y no retrotraerse a un pasado un tanto reaccionario que ya no volverá producirse, porque en ello basan su desarrollo las sociedades más avanzadas del mundo.