Compartir

Bruselas considera que la investigación que llevó a cabo el Ministerio de Fomento después del accidente del tren Alvia que tuvo lugar en 2013 en la curva de Angrois no se hizo “de manera independiente”.

En concreto, la Agencia Ferroviaria Europa ha confirmado, a través de un informe que ha remitido a las víctimas del siniestro, que el error que cometió la Comisión de Investigación de Accidentes Ferroviarios (CIAF) está en no averiguar las “causas fundamentales” del accidente. En ese estudio, la CIAF hizo especial énfasis al error humano del maquinista, obviando otros puntos importantes.

El documento asegura que hay “preguntas sin responder”, lo que obliga a la apertura de una nueva investigación “que cumpla los requerimientos de independencia y aborde las irregularidades identificadas”.

Esta sentencia del organismo europeo sobre el accidente, en el que fallecieron 81 personas, da la razón a la Plataforma de Víctimas del Alvia, que ha denunciado en los últimos años esas negligencias, algo por lo que exigirán la inmediata dimisión de la ministra de Fomento en funciones, Ana Pastor, y de los altos cargos responsables de Renfe y Adif. 

Al parecer, el Gobierno había pedido que se retrasara la publicación de dicho informe hasta después de las elecciones generales para no afectar en su posible resultado.