Compartir

Ada Colau ha ordenado que el Centro de Internamiento de Extranjeros (CIE) de la Zona Franca de Barcelona, no vuelva a abrir sus puertas. El centro, que lleva cerrado de manera temporal desde el pasado 5 de noviembre por reformas.

Barcelona en Comú ha anunciado que había ordenado el cese de la actividad del CIE a través de las redes sociales: “Tenemos una gran noticia: El Ayuntamiento ordena #ClausuraCIE. Seguimos avanzando hacia una ciudad referente en Derechos Humanos!”.

El consistorio catalán asegura que el centro no cuenta con licencia de actividad y que además no cumple con las normas de seguridad contra incendios, según recoge El Periódico de Catalunya.

Desde el Ayuntamiento de Barcelona están trabajando por el cierre definitivo del CIE, a pesar de que no tienen competencia legal en materia de inmigración. BComú ha anunciado en su cuenta de Twitter que han utilizado una “rendija legal”, pero que habrá que seguir luchando por la clausura definitiva.