Compartir

Felipe González ha pedido al PSOE de Pedro Sánchez que deje gobernar a Mariano Rajoy y se siente con él a dialogar de cara a la posible investidura del líder del PP, en la cual piden que le permitan un gobierno de minoría. 

Sin embargo, el expresidente del Gobierno rechaza por completo la idea de la llamada gran coalición junto con el PP y Ciudadanos y cree que lo mejor es que los populares lleguen a acuerdos con los partidos con los que tienen más similitudes, en este caso el de Rivera, para que se tenga presidente antes de que se termine este mes de julio. 

González considera en su artículo en 'El País' que los socialistas tienen que “ocupar su sitio en una oposición respetable” y “reconstruir su propio proyecto como alternativa”. Con esto lo que se pide es que el PSOE se abstenga en la votación, algo que había rechazado Pedro Sánchez previamente.

El ex líder socialista quiere evitar unas terceras elecciones que podrían darse debido a la fragmentación parlamentaria y le pide a Rajoy y al resto de partidos que dialoguen para que no puedan “obstaculizar” que se forme un Gobierno. “Pero del diálogo hay que pasar al pacto, lo que exige renuncias y esfuerzos de aproximación a los grupos que se crean más compatibles para pasar la investidura y para hacer un Gobierno”, escribe González